El Chapaco.com
PERIODISMO CIUDADANO

Cultura

México, Ciudad de México, 21 de febrero de 1929, nace un hombre que haría reír a generaciones, un hombre que marcaría nuestros corazones de tal manera...

Aunque parezca increíble, Enriqueta Ulloa, una de las cantantes más internacionales y reconocidas de Tarija actuó ayer por primera vez en el Festival ...

Deporte

Tomás Uño Almendrasun entusiasta por el deporte, en la disciplina del atletismo, categoría carrearas cortas y semi largas, viene desarrollando esta ac...

Alemania sorprendió con cuatro goles en pocos minutos. Abrió la cuenta Muller, luego Klose anotó y se convirtió en el mayor goleador de la historia de...

Ciencia y Tecnología

En estos días tan ajetreados en los que no tenemos tiempo para hacer ejercicio y además una época en la que la gente es totalmente dependiente del cel...

Pedir taxi haciendo click en el celular, recibir de inmediato un mensaje con el nombre y foto del chofer, además del número de placa, marca y color de...

Alejandra M. cuenta que sólo la suerte le permitió sortear LA TRAGEDIA DE HUANCOLLO

2013-07-01


FOTO: AGENCIA DE NOTICIAS DE BOLIVIA

ESCRIBE FERNANDO CABEZAS   Pasaron las horas, fueron días insufribles y lentos pero permitieron aclarar las ideas. Es la primera reflexión que hace Alejandra M. que vivió una durísima experiencia. De su cabeza todavía no sale aquel fatídico viernes 21 de junio en Huancollo, cuando por su lado, casi rozándola, pasó la tragedia.

Ahora que el tiempo comienza a dejar atrás esa página que nos retrotrae bailarines, fuego, fierros calcinados y al menos once vidas cegadas (de acuerdo a la versión oficial), se anima a contar lo que vio y sintió cuando el destino  la puso de testigo de la desventura.

Alejandra M. pasó a centímetros de la cisterna y la vio estrellarse. Fue testigo de los borbotones de líquido que salía y del fuego inmediato que se apoderó de una carretera atrapada no sólo por el destino sino por la decisión de varios choferes que terminaron atascando las dos vías. Su relato apunta que hubo al menos tres errores o disparates que desencadenaron esta historia de espanto.  

PRIMER DISPARATE


Bailarines tomaron la carretera al ritmo cansado y nunca más penoso de la morenada; bailaron por varios minutos sobre el asfalto altiplánico, pero en el momento de los choques ya estaban fuera del camino. ¿Qué hacían en la carretera? ¿Querían exhibirse bien trajeados y mostrar el ritmo al que se movían? ¿Pretendieron mostrar que ellos pueden hacer lo que quieren en "su" territorio? En realidad, estos "peines" (*) sólo causaron que las movilidades que viajaban tengan que detenerse formando columnas.

SEGUNDO DISPARATE

Con bailarines entrometidos, los carros fueron colocándose uno tras otro, pero no faltaron los choferes "peines" que viendo que tampoco podían circular las movilidades que iban en sentido contrario, hicieron otra columna invadiendo el carril de la izquierda.

El primero fue un minibús que intentó ganar unos metros. Esta movilidad que iba en dirección a La Paz tuvo que detenerse frente a otro minibús que iba hacia el Desaguadero. Allí se produjo un embotellamiento que sólo sería resuelto cuando la segunda fila, la de "los peines", vuelva al carril que le correspondía.

Un segundo minibús que también regresaba a La Paz, había tomado la misma decisión y para volver al carril de la derecha logró que le dieran paso. En ese segundo minibús volvía Alejandra M. cuando pasaba el embotellamiento vio que una vagoneta Mitsubishi "Pajero", por la velocidad que tenía, terminó chocando al minibús que iba al Desaguadero y que no pudo seguir su marcha porque se encontró con la columna de los peines.

Segundos después se producía un segundo choque, una vagoneta Toyota "Caldina", también por velocidad inapropiada, golpeaba a la "Montero".

TERCER DISPARATE

El tercer choque, el de la tragedia, sucedió porque el chofer de la cisterna, todo un "peine", decidió que nadie lo pasaría y sin meditar en los cerca de 20 mil litros de alcohol que transportaba, apretó el acelerador y terminó estrellándose contra la Toyota Caldina y en una última maniobra para evitar el desastre, quedó atravesada, obstruyendo los dos carriles. La Trampa mortal estaba irremediablemente instalada.

EXPLOSIÓN Y FUEGO


Alejandra M. como todos los que iban en el minibús que pasó rozando la cisterna, se dieron vuelta y vieron que tras el choque brotaba de este camión un líquido y mientras su "peine" chofer aceleraba para alejarse en vez de parar e intentar socorrer a la gente atrapada, escucharon la explosión y vieron las llamas que  comenzaban a crecer

Pocos kilómetros más adelante, en Guaqui,  el minibús se detuvo en un puesto militar para reportar el accidente. El militar que recibió la denuncia les informó que los militares no tienen la misión de atender hechos de transito en la carretera, pero pese a que se le advirtió de la magnitud del problema, se desligó del asunto (brindar ayuda humanitaria) y, cuenta la testigo, que casi con sorna les contestó con dos preguntas ¿No tienen celular?  ¿No pueden llamar al 110?   

Estas últimas, fueron horas interminables. Alejandra M. no sabe cuál fue el destino de la gente de la movilidad que les cedió el paso y siente que salvó su vida de milagro, como la salvaron las otras 14 personas que compartieron el minibús interprovincial que logro salir de esa trampa mortal por fracción de segundos.


(*) PEINE:     En coba, el lenguaje secreto del hampa paceño, peine es un bribón que saca provecho pasando por alto las normas o las reglas de urbanidad o asumiendo inconductas porque presume que nadie lo ve y quedará sin sanción. Un peine no pierde la oportunidad para, según él, dejar como tonto al resto.

 

 

Coméntanos en FaceBook

Este diario es un espacio abierto para toda la ciudadanía que desee comunicarse o transmitir información de su barrio, de su zona o de su ciudad.
Envíanos tu noticia o tu opinión que con gusto las publicaremos.

Envia tu nota desde aquí

Foto de la semana

Galeria de Fotos

Leoni Manrique Antequera

Leoni Manrique Antequera
Ver album

Erich Conzelmann

 Erich Conzelmann
Ver album

Últimas noticias

Opinión

Los bolivianos deberíamos suscribir un manifiesto en defensa de la integridad de la quinua, ahora que la desquician los infectados por el virus de la ...

Libertad econ?mica y educaci?n

Armando Méndez Morales.- Hegel, como todo filósofo tuvo sus aciertos y sus planteamientos están siempre en discusión. Tanto la dialéctica hegeliana co...

Inicio

Local /

Nacional /

Mundo /

Deporte /

Tecnologia /

Cultura /

 

 

Esta iniciativa se desarrolla con el apoyo de: