El Chapaco.com
PERIODISMO CIUDADANO

Cultura

México, Ciudad de México, 21 de febrero de 1929, nace un hombre que haría reír a generaciones, un hombre que marcaría nuestros corazones de tal manera...

Aunque parezca increíble, Enriqueta Ulloa, una de las cantantes más internacionales y reconocidas de Tarija actuó ayer por primera vez en el Festival ...

Deporte

Tomás Uño Almendrasun entusiasta por el deporte, en la disciplina del atletismo, categoría carrearas cortas y semi largas, viene desarrollando esta ac...

Alemania sorprendió con cuatro goles en pocos minutos. Abrió la cuenta Muller, luego Klose anotó y se convirtió en el mayor goleador de la historia de...

Ciencia y Tecnología

En estos días tan ajetreados en los que no tenemos tiempo para hacer ejercicio y además una época en la que la gente es totalmente dependiente del cel...

Pedir taxi haciendo click en el celular, recibir de inmediato un mensaje con el nombre y foto del chofer, además del número de placa, marca y color de...

La dimisión del ministro de Exteriores de Brasil refuta a los opositores bolivianos

2013-08-28


El excanciller brasileño, Antonio Patriota, en mayo de 2013. / FERNANDO BIZERRA JR (EFE)


El País.- La renuncia de Antonio Patriota del Ministerio de Exteriores de Brasil, como consecuencia del viaje clandestino que hace poco organizó un diplomático brasileño de segundo nivel para hacer escapar de Bolivia a un senador considerado por el Gobierno de Morales como un "criminal", refutó a los opositores bolivianos que en las horas previas habían sostenido que este "escape" fue organizado por las altas esferas del Gobierno brasileño, con el claro propósito de mostrar a éste en abierta discrepancia con su homólogo boliviano. También refutó al propio fugado, Roger Pinto Molina, quien desde Brasilia agradeció por su libertad "a la presidenta Dilma Rousseff".

Por el contrario, los periódicos brasileños, leídos en La Paz en estos días, informaron que Rousseff se enfadó con Patriota cuando supo del incidente, lo que ocasionó la dimisión de éste y su traslado a Nueva York, donde ocupará el cargo de embajador ante la ONU. Poco antes Ytamaraty (que es como se conoce a la cancillería brasileña) había iniciado una investigación a su encargado de Negocios en Bolivia, Eduardo Saboia, quien llevó a Pinto Molina de La Paz al Brasil el pasado fin de semana. Saboia dijo a la televisión que había actuado de motu proprio e "inspirado por Dios", porque estaba harto de la falta de acción de su país en este caso y porque el senador, que llevaba 452 días encerrado en una habitación a lado de su oficina, se hallaba "a un paso del suicidio". También aseguró que no es opositor a Rousseff, que votó por ella en las elecciones.

Que el caso se reduzca a una acción individual de un diplomático compasivo no ha sido una buena noticia para los sectores más radicales de la oposición boliviana que hubieran querido que fuera el Gobierno de Brasil en pleno el que, "rescatando" a Pinto Molina, le recordara a Morales la necesidad de respetar los derechos humanos de los disidentes. Pinto Molina obtuvo asilo hace más de un año porque, siendo senador, se le había encausado en 14 diferentes juicios penales, los cuales además se habían organizado poco después de que comenzara a hablar de las supuestas relaciones del Gobierno boliviano con el narcotráfico. Pese a ello, La Paz se negó a conceder el salvoconducto que necesitaba para salir legalmente del país, lo que convirtió al senador en un símbolo del supuesto autoritarismo de Morales.

Este giro de los hechos también explica por qué el Gobierno boliviano, que suele reaccionar con intensidad frente hechos como éste, que afectan la soberanía nacional, hubiera actuado ahora con gran mesura. El lunes el canciller David Choquehuanca consideró el caso "muy serio", pues crearía un precedente para que cualquier diplomático trasladara drogas o personas a través de las fronteras, y pidió explicaciones a Brasil, pero no retiró a su embajador de Brasilia. Y, poco antes, dos ministros del gabinete político aseguraron que las relaciones bilaterales no serían afectadas por el incidente. Pero el indicio más interesante en este sentido es que el presidente Morales, quien siempre ha sido el principal protagonista de los debates internacionales, ni siquiera se haya pronunciado sobre lo ocurrido.

Esta prudencia ha llevado a algunos a plantear otra hipótesis, aun más complicada, que supone un acuerdo secreto entre ambos países para superar de este modo una situación que no podían resolver por las vías convencionales, ya que Bolivia no pensaba retroceder de su negativa a dar el salvoconducto a Pinto, y Brasil no podía entregar al senador luego de haberle dado asilo. Sin embargo, la renuncia de Patriota también echa por tierra esta teoría, aunque algunos recalcitrantes sigan defendiéndola con el argumento de que el excanciller no se va a casa, sino a ocupar un excelente nuevo puesto.
 

Coméntanos en FaceBook

Este diario es un espacio abierto para toda la ciudadanía que desee comunicarse o transmitir información de su barrio, de su zona o de su ciudad.
Envíanos tu noticia o tu opinión que con gusto las publicaremos.

Envia tu nota desde aquí

Foto de la semana

Galeria de Fotos

Leoni Manrique Antequera

Leoni Manrique Antequera
Ver album

Erich Conzelmann

 Erich Conzelmann
Ver album

Últimas noticias

Opinión

Los bolivianos deberíamos suscribir un manifiesto en defensa de la integridad de la quinua, ahora que la desquician los infectados por el virus de la ...

Libertad econ?mica y educaci?n

Armando Méndez Morales.- Hegel, como todo filósofo tuvo sus aciertos y sus planteamientos están siempre en discusión. Tanto la dialéctica hegeliana co...

Inicio

Local /

Nacional /

Mundo /

Deporte /

Tecnologia /

Cultura /

 

 

Esta iniciativa se desarrolla con el apoyo de: